USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies.

Comidas para llevar al trabajo: 5 recetas de tupper sanas que te harán la vida más fácil

Es un ritual al que muchísimas personas se enfrentan cada noche en sus cocinas. Abrir la nevera y perder la mirada entre un horizonte repleto de alimentos, esos que de una forma u otra, deben combinar para formar parte de un plato (que esperamos que esté delicioso). Preparar las comidas para llevar al trabajo es un rutina obligatoria para todos aquellos que comen fueran de casa durante la semana. Y aunque puede parecer un proceso fácil, no lo es.

Existen muchos factores que influyen a la hora de preparar las comidas para llevar al trabajo. El primero de ellos el cansancio. Muchas veces llegamos cansados a casa y lo que menos nos apetece es preparar una comida muy elaborada para el día siguiente. El segundo de ellos, nuestro surtido de tuppers. Si aún conservamos ese que cierra la perfección no habrá problema, sino, tendremos que evitar platos caldosos o con salsas que puedan verterse en el lugar menos esperado. Y el tercer y último factor, la imaginación. Y hoy… ¿Qué me preparo?

Hoy, desde Osumar, responderemos a esta pregunta presentándote 5 recetas de tupper fáciles de elaborar, sabrosas y sanas.

1. Taboulé

 

Ingredientes: 250 g sémola de trigo, 200 ml agua, 150 g pasas, 2 tomates, 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 1 calabacín, hojas de menta y albahaca, aceite de oliva y limón.

Preparación: Pon la sémola en un bol, añade 200 ml de agua hirviendo y remueve para asegurarte de que los granos queden sueltos. Deja enfriar la sémola, trocea todas las verduras y mételas en una sartén con aceite. Cuando estén bien cocinadas, añade la sémola junto a las hojas de menta y albahaca troceadas. Por último aliña con un poco de limón exprimido y aceite de oliva.

 

2.  Espinacas salteadas con garbanzos y huevo duro

 

 

Ingredientes: 180 gramos de garbanzos, un manojo de espinacas, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 2 huevos duros, ½ de caldo de verduras o pollo, pimentón, semillas de cilantro, sal y pimienta.

Preparación: Hierve los garbanzos con caldo de verduras o pollo y saltea la cebolla troceada en una sartén junto al diente de ajo y el pimentón. Añade las espinacas al fuego y remuévelo todo junto. Cuando los garbanzos estén listos, mézclalos junto a las espinacas, la cebolla, el ajo y el pimentón y sírvelo todo junto. Trocea un huevo cocido por encima y corona el plato con semillas de cilantro, sal y pimienta.  

 

3. Pasta con salmón y aguacate

 

Ingredientes: 25 gramos de pasta (puedes elegir la variedad que más te guste), salmón (también puede ser ahumado), medio aguacate, aceite de oliva y sal.

Preparación: Hierve primero la pasta durante 8 minutos. Saltea el salmón en una sartén (si es ahumado no hace falta) y cuando esté bien cocina trocéalo. Escurre bien la pasta y añade el salmón troceado junto al aguacate a taquitos. Por ultimo añade aceite de oliva y sal y ¡Listo!

 

4. Burritos de atún y verduras

 

 

Ingredientes: 2 tortas de maíz, zanahoria, atún, aguacate, queso fundido y lechuga.

Preparación: Funde el queso en una sartén y en otra, calienta las tortitas una a una. Trocea la zanahoria, el aguacate, la lechuga y añádele el aguacate y el atún. Pon los ingredientes encima de las tortitas y enróllalo. Para llevártelo de forma cómoda al trabajo utiliza papel de aluminio para que el burrito quede bien sujeto.

 

5. Ensalada de lentejas

 

Ingredientes: 100 gramos de lentejas, queso fresco, tomate, atún, maíz, zanahoria, lechuga (opcional), aceitunas, aceite de oliva, sal, vinagre y orégano.

Preparación: Hierve las lentejas y trocea el tomate, la zanahoria, el queso, las aceitunas y la lechuga.  Escurre bien las lentejas y alíñalas con aceite de oliva, sal vinagre y una pizca de orégano. Mézclalo todo bien y añade todo lo que habías troceado junto al atún. Remuévelo todo y ¡Listo!



Compartir:


comentarios