USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies.
como hacer sushi

¿Cómo hacer sushi en casa?

Y sin saber cómo, un día nos damos cuenta. Hemos viajado a la otra punta del mundo y no nos ha hecho falta ni si quiera subir a un avión. Porque para viajar no siempre es necesario realizar un largo recorrido. Porque también se puede viajar a través de sentimientos, olores o sabores y aquí estamos, haciendo un divertido esfuerzo por intentar cazar dos granos de arroz con dos palillos de madera. El sushi se está haciendo un hueco cada vez más grande en la gastronomía española ¡Y nos encanta!

¿Cómo hacer sushi en casa? Si eres un amante de la comida japonesa seguro que te has hecho esta pregunta en alguna ocasión. Hoy estás de suerte, porque en Osumar nos encanta esta tendencia japonesa y hoy te explicaremos cómo hacer sushi en casa con unos sencillos pasos:

 

 

Prepara una buena base de arroz

El arroz idóneo para elaborar sushi es el arroz glutinoso, una variedad japonesa que se puede encontrar en tiendas orientales o en grandes superficies. Sin embargo, hay otras opciones que se pueden utilizar como el arroz bomba o el arroz basmati.

Para prepararlo hay que depositarlo en un cazo, añadir agua y ponerlo a hervir. Una vez llegue a un punto de ebullición alto hay que bajarlo a fuego lento y taparlo con una tapa para que no escape el vapor. Lo ideal es que esté en el fuego durante 10 minutos para que hierva bien y es por importante dejarlo reposar posteriormente durante 10 minutos fuera del calor.

Ahora que ya tenemos el gohan (que es como se conoce al arroz japonés) hay que aderezarlo con sushi-zu: una mezcla a base de vinagre de arroz, azúcar y sal que le dará ese sabor característico al sushi. Por último, hay que dejar enfriar el arroz durante un tiempo. Los más profesionales hacen uso del tradicional abanico japonés uchiwa…y tú, ¿Te animas a utilizarlo?

 

Apuesta por el pescado congelado

Una de las peculiaridades del sushi es que se realiza con pescado congelado y por ello, es muy importante tener cuidado con la anikasis. Se trata de una bacteria presente en algunos pescados crudos que nos puede provocar reacciones alérgicas. Pero ¡No hay que activar la voz de alarma! Desde hace ya unos años en la mayoría de restaurantes de España está prohibido servir pescado crudo sin haberlo congelado previamente al menos durante 48 horas ya que este es el tiempo necesario para eliminar la bacteria del alimento (si es que existe). Por ello, si tienes pensado preparar sushi en casa apuesta por el pescado congelado. ¿Qué mejor lugar que Osumar para conseguir todos tus ingredientes?

 

Elige los ingredientes

Existen multitud de variedades de sushi para realizar: maki, nigiri, urimaki, tumaki… Y no hay una receta estricta que defina cómo se debe confeccionar cada pieza ya que hay multitud de ingredientes que pueden ser utilizados y que combinan a la perfección con el arroz. En específico, los ingredientes más populares que suelen ser utilizados para realizar las piezas de sushi son: salmón, atún, aguacate, mango, pepino, palitos de cangrejo y la cebolla crujiente, sin olvidar, por supuesto, el alga nori.

Si tienes pensado realizar una cena en casa, el sushi es una apuesta segura. Elige diferentes variedades, combínalas con los sabores más atrevidos y acompaña tus creaciones con salsa de soja o con un poco de wasabi. ¡Ah! Y algo muy importante… No te olvides de cambiar los tenedores por palillos (aunque al final cumplan únicamente una función decorativa) porque de esa forma conseguirás que tus invitados viajen a otra cultura desde el salón de tu casa.

 

 

 

 



Compartir:


comentarios