USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies.
menu para celiacos

¿Cómo incluir un menú para celiacos en tu restaurante?

La población celíaca ha experimentado en los últimos años un aumento considerable y el sector gastronómico ha tenido que dar respuesta a esta problemática. Por ello, cada vez es más común encontrar en los supermercados secciones específicas con productos para celíacos y muchos restaurantes se están animando poco a poco a incluir menús sin gluten en sus cartas.

Si tienes un restaurante y llevas tiempo pensando en incluir un menú para celiacos para satisfacer así a todos tus comensales, hoy, desde Osumar, te daremos algunas de las pautas que debes seguir para que este nuevo cambio en tu carta sea todo un éxito.

¿Qué es la celiaquía?

La Enfermedad Celíaca (EC) también conocida como Condición Celíaca, afecta a 1 de cada 100 personas, y es una intolerancia permanente al gluten. El gluten es una proteína que se encuentra en ciertos cereales como el trigo, la espelta, la cebada, el centeno y la avena. Por norma general, las personas afectas por esta enfermedad, sufren problemas estomacales y malestar y deben evitar el consumo de estos alimentos para recuperar así su bienestar general.

 ¿Cómo elaborar un menú sin gluten?

Lo esencial a la hora de preparar un menú sin gluten para tu restaurante, es eliminar todos los productos que tengan como ingrediente:

  • El trigo
  • La espelta
  • La cebada
  • El centeno
  • La avena

Además, hay que evitar todos los derivados del almidón, la harina, la sémola, el pan, la pasta, la bollería y la repostería.

Por ello, una dieta de gluten se debe basar en la medida de lo posible en alimentos naturales como: leche, carnes, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres y cereales sin gluten. Así mismo, también es recomendable evitar todos aquellos productos manufacturados en los que no sea tenga una garantía exacta de su composición y forma de elaboración.

 Algo que también se debe tener en cuenta a la hora de preparar los platos, es que, en el momento de su elaboración, los alimentos para celíacos deben estar siempre separados del resto. Además, nunca se deben utilizar los mismos utensilios de cocina para elaborar productos con gluten y productos sin gluten. Esta es la única forma de asegurarnos de que estos platos “free from gluten” llegarán a la mesa de nuestros comensales correctamente y que éstos, se irán contentos de nuestro restaurante al sentirse valorados y cuidados.

Si algo queda claro es que el perfil del comensal está cambiando: nos topamos día a día con clientes más exigentes que saben lo que quieren y nosotros, como especialistas en el sector, debemos dar respuesta a todas sus necesidades.

 

 

 



Compartir:


comentarios