USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra Política de Cookies.
metodos conservacion pescado

¿Qué métodos de conservación del pescado existen?

El pescado es un alimento que contiene una fuente de nutrientes muy importante, a la vez que contribuye a mejorar la salud de las personas por ser un producto sano y saludable.  Pero se trata de un género perecedero, es decir, que su calidad se altera rápidamente si no se mantiene en las condiciones adecuadas. Es por eso que los tratamientos de conservación se hacen tan necesarios para poder degustar al máximo el pescado.

Aunque la elección del producto es clave, ¿cuáles son los métodos de conservación del pescado que podrán ayudarte a mantener este alimento en las condiciones óptimas?

1. Fresco

Una vez hayas comprado el pescado fresco, puedes mantenerlo en el frigorífico un máximo de 3 días para poder consumirlo sin que se estropee.

Además, si puedes limpiarlo (lavarlo bien con agua por dentro y por fuera y retirar las escamas, aletas y cola) antes de meterlo en la nevera, mucho mejor.

2. Congelado

Una de las preguntas más frecuentes a la hora de congelar pescado es ‘¿Cuánto tiempo dura el pescado congelado?’. Tanto si lo has comprado ya congelado como si lo congelas tú mismo, lo más importante es mantener la temperatura constante. Por tanto, mételo en el congelador cuanto antes. Una vez allí puedes conservarlo durante un periodo ilimitado. Eso sí, ten en cuenta que con el paso del tiempo, tanto el sabor como la textura van disminuyendo. Lo más recomendable es guardarlo durante unos 3 meses.

3. Salazón

Se trata de una antigua técnica de conservación muy popular, sobre todo en la región del Mediterráneo. El método de la salazón consiste en cubrir el pescado con sal, con el propósito de que éste absorba el agua y se produzca la deshidratación para impedir el desarrollo de gérmenes patógenos. En Osumar contamos con una amplia de productos en salazón, para que puedas disfrutar de su sabor sin esfuerzos.

Para desalarlo, recomendamos ponerlo a remojo en agua tibia e ir cambiando el agua varias veces durante el día.

4. Ahumado

Es un método que se utiliza especialmente para el salmón, el bacalao y la trucha. Es una técnica que consiste en la conservación gracias al curado con humo. No es una técnica muy común en los hogares, sino que es una práctica más habitual en restaurantes y grandes empresas de alimentación

5. En conserva

Como su propio nombre indica, es la técnica de conservación más popular. Para hacer conservas de pescado, debes cocinar el pescado con escabeche, aceite u otra salsa  y almacenarlo en un tarro de cristal con cierre hermético. Para asegurar que queda totalmente esterilizado, coloca el recipiente cubierto en agua hirviendo durante 15-20 minutos y luego introduce la conserva dentro del bote.

Como puedes comprobar, las posibilidades a la hora de conservar el pescado son muy amplias. Elige bien el tipo de pescado, el método de conservación y … ¡a disfrutar!



Compartir:


comentarios