USO DE COOKIES: Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies.
recetas para nochebuena

Recetas para Nochebuena: fáciles, rápidas y deliciosas

La cena de Nochebuena es sin duda, uno de los encuentros familiares con más magia del año. Una noche repleta de sonrisas, amor, regalos y comida ¡mucha comida! El 24 de diciembre los chefs de cada casa se colocan su delantal más navideño a primera hora de la tarde para ponerse “manos a la obra” y hacer realidad esas recetas para Nochebuena que con mucho esmero han anotado en sus libretas los últimos meses.

Son platos elaborados, con productos de alta calidad y sobre todo, preparados con mucho cariño y esmero. ¿Tienes ya claro cuál será tu menú de Nochebuena para este año? Hoy desde Osumar queremos ayudarte a hacer especial esa noche y te traemos recetas para Nochebuena fáciles, rápidas y sobre todo muy muy deliciosas.

Salsa Vichyssoise

La vychissoise es una crema de origen francés que se puede servir en frío o en caliente y que es idónea para abrir el apetito. Puede convertirse en el entrante perfecto para tu cena de Nochebuena.

Ingredientes: 3 puerros, 3 patatas, aceite de oliva, 125 ml de nata, 60gr de mantequilla, agua y sal.

Preparación: Tras lavar los puerros (quitando la primera capa y eliminado cualquier rastro de arena) hay que trocear las patatas con un corte recto. A continuación hay que poner una cacerola al fuego y echar la mantequilla junto al aceite. Cuando ésta se haya derretido hay que añadir el puerro para que se vaya sofriendo. El siguiente paso es añadir las patatas, echar sal y pimienta y verter el agua (o caldo) y dejarlo 30 minutos hasta que las patatas estén cocidas. Cuando esté todo a punto, sólo hay que triturar todos los ingredientes, dejar que se enfríe, añadir la nata e integrarla bien en la crema. Se puede servir en frío o en caliente, así que elige la opción que prefieras y ¡listo!

 

Aguacate relleno de ensalada de cangrejo

 

Ingredientes: carne o palitos de cangrejo, ½ de cebolla colorada, ½ pimiento verde, ½ pimiento rojo, ½ pepino, 4 rábanos, 2 limones, aceite de oliva, cilantro picado, sal y pimienta y aguacates maduros.

Preparación: El primer paso para elaborar esta receta para Nochebuena es preparar la ensalada de cangrejo. Lo cierto es que se puede realizar con mucha variedad de productos y el único truco es trocearlos muy pequeños, mezclarlos para que se integren adecuadamente y salpimentarlos al gusto (o con la salsa deseada). Además también se puede comprar preparada, en Osumar, por ejemplo, tenemos una deliciosa ensalada de cangrejo idónea para esta receta.

Una vez tengamos preparada (o comprada) la ensalada, tenemos que guardarla de inmediato en la nevera para que a la hora de servir el plato, esté bien fresquita. Para finalizar este entrante hay que cortar los los aguacates por la mitad y vaciarlos y mezclar este aguacate extraído junto al resto de ensalada que previamente hemos dejado en la nevera. Por último, para evitar que el aguacate se ponga negro, hay que rociarlo con un poco de jugo de limón y en ese momento ya podemos rellenarlo con la ensalada. Se puede servir acompañado de unas hojas de lechuga y decorarlo con cebollines y rábanos picados.

 

Bacalao al pil pil

 

Ingredientes: 4 lomos grandes de bacalao con piel, 3 dientes de ajo, una guindilla y aceite de oliva virgen extra.

Preparación: Lo primero y más importante es preparar el bacalao. Para ello, nos tenemos que asegurar de que esté desalado y lo tenemos que tener en remojo unas 48 horas cambiando el agua cada 6 horas. Para cocinarlo, hay que poner en una cazuela mucho aceite (y de buena calidad), esperar a que se caliente bien y freír el ajo en láminas junto a las guindillas hasta que quede dorado. A continuación, hay que freír los lomos de bacalao vuelta y vuelta hasta que los lomos estén blancos (no deben dorarse). Una vez fritos, hay que retirar la mayoría del aceite y dejar templar fuera del fuego.

Una vez templado, se pone de nuevo al fuego y se empiezan a mover los lomos en sentido circular con energía hasta que la gelatina del bacalao empiece a formar una salsa espesa con el aceite. Después le vamos añadiendo el aceite que apartamos antes pero sin parar nunca de realizar ese movimiento circular. Lo normal es que entre los 10 y 20 minutos se consiga una salsa viscosa parecida a la mayonesa(la salsa “pil pil "). Una vez la tengamos, hay que calentar todo un poco a fuego lento y adornar como deseemos. Simplemente: ¡delicioso!

 

Hojaldre de solomillo

Ingredientes: 600 gramos de solomillo de ternera, 2 láminas de hojaldre, 1 huevo, 100g de paté a las finas hiervas, 1 cebolla, 1 zanahoria, 1 puerro, 3 dientes de ajo, 1 trozo de apio, 150 ml de vino tinto, 30gr de sésamo blanco y negro, 15 gr de harina, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta, dientes de ajo y perejil.

Preparación: Cortar el solomillo en 4 filetes gruesos y salpimentarlos y dorarlos en una sartén grande con un poco de aceite. Una vez estén fríos, hay que untarlos con el paté de finas hiervas y reservarlos. A continuación, hay que estirar una lámina de hojaldre y cortarla por la mitad de manera que queden dos rectángulos. Seguidamente, hay que cortar 4 tiras finas de cada mitad y apartarlas para utilizarlas más adelante. El siguiente paso es colocar un solomillo en un extremo de cada trozo de hojaldre y taparlos de manera que queden completamente cubiertos. Para asegurarnos de que quedan bien cubiertos, hay que sellar los bordes con un tenedor, untar el hojaldre con huevo batido y colocar las 4 tiras que antes hemos apartado en forma de aspa. Para que quede más bonito es recomendable decorar la superficie con sésamo blanco y negro. Cuando tengamos los 4 solomillos bien cubiertos, hay que meterlos en el horno a 200ºC durante 15 minutos.

Mientras el solomillo termina de hacerse, hay que preparar la salsa: pela y pica los ajos, la zanahoria, el puerro y los apios en dados y ponlos a pochar en una cazuela con un poco de aceite. Cuando la verdura esté dorada, sazónala, agrega harina y rehógala un poco. Finalmente, añade el vino, dale un hervor y vierte 300 ml de agua para reducir la salsa para luego triturarla.

Por último, sirve el solomillo junto a la salsa y ¡seguro que triunfas en la mesa! 

¿Te han gustado estas ideas? Si te has quedado con ganas de más, en este post tienes muchas otras recetas que seguro que te inspirarán. Ah y por cierto...¡Feliz Navidad! 

 



Compartir:


comentarios